¿Cuáles son las ventajas del vidrio templado?

El vidrio templado es hoy en día uno de los materiales más utilizados en todo tipo de espacios. Lo encontramos en puertas correderas y abatibles, ventanas, cortinas de cristal o incluso en vitrinas y puertas de ducha.

La versatilidad de uso se debe a que es un material más resistente y que soporta mejor las altas temperaturas. Además ofrece mayor seguridad en caso de rotura.

Pero, ¿qué es el vidrio templado?

El vidrio templado se obtiene tras un tratamiento térmico, consiguiendo así aumentar su resistencia en comparación con el vidrio normal. Este se coloca poniendo las superficies exteriores en compresión y las superficies internas en tracción.  Las tensiones que genera esta estructura permiten que, en caso de quebrarse, se formen fragmentos granulares en lugar de astillar en trozos afilados. Por esto es que generalmente es utilizado para puertas, ventanas, barandas de escalera o balcón y otras estructuras de seguridad.

Ventajas del vidrio templado

Es fácil de limpiar

El vidrio templado puede ser limpiado con cualquier producto común de higiene. Además, su superficie es lisa, lo que además de facilitar su limpieza, evita que se puedan alojar microorganismos en su superficie.

Es seguro

Quizás su características principal y la que lo vuelve un material tan apetecido. Por su composición, se quiebra en trocitos pequeños redondeados, evitando las puntas afiladas del vidrio normal que puede traducirse en situaciones peligrosas en caso de rotura. Además es entre 4 y 5 veces más resistente a impactos y presión. Esto hace que se comporte de forma elástica y que pueda ser sometido a grandes presiones sin ocasionar una deformación. De hecho, resiste hasta 170 kgs de carga concentrada.

El vidrio templado ofrece resistencia al calor

Otro de los beneficios o ventajas del vidrio templado frente al vidrio común es que no absorbe el calor. Por ello, es más recomendable como material porque ayuda a mantener un temperatura más estable. Esta característica también implica que su resistencia térmica es mayor, siendo de 250 º entre sus caras por lo que es mucho más resistente. Debido a esta característica es que es ideal para el cierre de duchas con Shower Doors.

A pesar de sus numerosas ventajas, el vidrio templado no es el material ideal para todos tus proyectos. En Metralum te sabremos orientar para que elijas el mejor material para tu obra, dependiendo de las condiciones a las que vaya a exponerse y las necesidades que tengas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escríbenos
Chatea con nosotros
¡Hola! Si necesitas cotizar, por favor especifica el producto, modelo y medidas. ¿En qué te podemos ayudar?